Test Drive, GPS MAV

Manejamos los eléctricos de Volkswagen

mayo 4, 2022
0

Nos subimos a los modelos de la familia eléctrica de VW, el ID.3 y el ID.4, y te compartimos esa breve experiencia al volante donde pudimos probar algunas de sus tecnologías de seguridad. Estos modelos ya se comercializan en varios países europeos, Estados Unidos y China.

Lo primero que tenés que saber es que tienen onda, son futuristas y si bien siguen la línea de diseño de la casa alemana, ambos marcan su propio estilo. El ID.3 tiene la silueta de un auto mediano, similar al Golf, mientras que el ID.4 es un crossover. La modernidad dice presente en ambos con sus llamativos colores, las tiras lumínicas LED y diversas soluciones muy originales.

Al sentarnos al volante nos llamó la atención el diseño de vanguardia y la tecnología simple que propone. El techo de cristal es divino. Es fijo y cuenta con una cortina eléctrica. El instrumental es digital y brinda la información básica (velocidad, carga de la batería con autonomía y distancia del sensor del control de crucero adaptativo) y la pantalla central es de 10 o 12 pulgadas según el modelo. Esta no cuenta con teclas y en la parte inferior hay unos selectores touch, casi no existen los botones físicos. Y destacamos su espacioso interior.

No busques la palanca de cambios en la posición habitual, ambos modelos cuentan con un selector ubicado a la derecha del instrumental. Se trata de una especie de cono que tendrás que rotarlo para seleccionar las marchas. Y ese comando cumple la función de botón de arranque, ya que cuando te subís con la llave en la cartera no tenés la necesidad de ponerlo en marcha, sólo accionas el selector en la posición correspondiente, aceleras, y el motor arranca automáticamente. De la misma forma que se apagará cuando bajes con la llave.

Al volante

Al iniciar la marcha ya nos marcó la “onda eléctrica“, no se guarda nada en el empuje inicial y la entrega es instantánea. “Te pega el nucaso”, dijo nuestro coopiloto asombrado. Y así es, los eléctricos ya no son una rareza, no dejan de lucirse con su agilidad (ideal para en ciudad) gracias a la inmediata respuesta del motor. Y algo que nos llamó la atención es que al tener motor trasero y tracción trasera, la dirección logra un radio de giro sorprendente, y la dirección es tan rápida como precisa a la hora de tomar curvas cerradas

¿Qué autonomía brinda? Esa es la gran pregunta cada vez que conocemos un eléctrico.

El ID.3 ofrece diferentes niveles de potencia (126; 145; 150 y 204 CV) y tiene una autonomía que va desde los 330 hasta 550 kilómetros, según la batería que lo equipe. Mientras que ID.4 también ofrece diferentes potencias (148; 170; y 204 CV) y su autonomía puede alcanzar los 522 kilómetros.

Vienen equipados con un cargador hogareño para enchufarlo a la red doméstica, esa es la opción más lenta y menos recomendada. Ya que cargar totalmente puede demorar casi dos días. Mientras que usando el cargador WallBox lo harás en unas 8 horas. Y si sólo vas a circular unos kilómetros, en 10 minutos podés obtener entre 35 y 50 kilómetros de autonomía.

Y, sin duda, la mejor opción es el sistema rápido que estará disponible en espacios públicos como estacionamientos y estaciones de servicio, donde en apenas 30 minutos puede recargarse en un 80%.

Máxima seguridad

En el ID.3 probamos el Travel Assist, que reúne distintas asistencias a la conducción, como mantenimiento de carril y control de crucero adaptativo, entre otros. Esto no sería una novedad, pero te cuento que el auto está atento a que no sueltes el volante, y si nota que no lo hacés por un rato, interpreta que te pasó algo y empieza un procedimiento de emergencia:

  • Te avisa que agarres el volante con un mensaje en la pantalla.
  • Si no lo agarrás, busca llamar tu atención y comienza a emitir un alerta sonora.
  • Te avisa y alerta apretando el cinturón de seguridad.
  • Se activa la bocina, prende las balizas y disminuye la velocidad hasta detenerse.
  • Llama al 911

Sin duda una maniobra que busca prevenir un siniestro y cuidar a los ocupantes cuando nota que no están al mando del vehículo.

En síntesis, si bien fue un contacto súper breve y nos quedamos con ganas de conducirlo más, de testear su autonomía y el sistema de carga, esta  experiencia nos permitió conocer de cerca estos modelos eléctricos que ya no son futuristas sino que nos marcan la nueva realidad.

"

El ID.3 tiene la silueta de un auto mediano, similar al Golf, mientras que el ID.4 es un crossover

"
LAS MÁS LEIDAS