Sacate el miedo

Diván sobre ruedas: ¿Cómo enfrentar el miedo a conducir?

agosto 27, 2018
1
Compartido 0 veces

El miedo a manejar: posibles causas y cómo enfrentarlo.

Es muy frecuente escuchar a muchas mujeres con temor a manejar, aún cuando en algún momento lo hicieron y hasta tienen licencia de conducir. Muchas manifiestan miedo a sufrir un accidente, a lastimar a otras personas, a imaginarse en medio del tránsito, etc.

La psicología llama Amaxofobia, (del griego: “amaxo” = coche, carruaje y “Fobia” = miedo) a este miedo exagerado a conducir, que le impide poder realizarlo, provocandoles una gran inseguridad.
Las fobias constituyen un miedo irracional y exagerado, ante determinados objetos que normalmente no producirian miedo. Desde el psicoanálisis se define como una forma que utiliza el aparato psiquico para defenderse de una angustia interna, de la que el sujeto sufre. La fobia ubica la angustia en una cosa, situación, animal, espacio, etc. Es decir, fuera del sujeto, a lo cual se teme pero que es posible evitarlo. En lugar de sentir angustia dentro de uno mismo, se angustia con algo que está afuera y de lo cual uno se puede defender. Este mecanimo de la fobia termina siendo fallido, porque este miedo puede condicionar o pertubar la vida cotidiana. La angustia y el medio a sí mismo se ha convertido en un miedo a otra cosa que se puede evitar.
Las fobias se manifiestan generalmente con síntomas como el sudor, taquicardia, dolor de estómago, tembor. También puede darse en personas que al conducir sienten una sensación de descontrol que las invade.

Es importante dejar claro que las fobias son un proceso inconsciente y que NO TODO MIEDO ES FOBIA.  Por lo tanto se puede sentir miedo sin que esto constituya una fobia. En otras palabras; el miedo a manejar (sin llegar a constituirse como fobia) puede ser consecuencia de varios factores: entre los más habituales se encuentran luego de algún hecho negativo (protagonizar o ser espectador de un accidente), menosprecio por parte de algún familiar o pareja, en cuanto a las capacidades a manejar, sentir el tránsito como amenazante, aprender tardiamente, haber pasado largos períodos sin manejar, mudarse a una ciudad de mayor tránsito, entre otros.

¿Cómo enfrentar el miedo a estar al volante?

Si el miedo se presenta como algo exagerado e incontrolable, sería recomenble acudir a un profesional, que ayude a descifrar ese síntoma y al conocer el por qué de su miedo poder afrontar la experiencia de conducir.
Por otro lado, si la persona puede identificar las situaciones que provocan miedo, podría probar con pequeñas acciones para ir ganando confianza:

– practicar con una persona que genere confianza, por lugares tranquilos.

– concurrir a una academia de manejo para ganar mayor seguridad.

– dar pequeños paseos, por lugares cercanos y conocidos.

Poder ubicar el por qué del miedo a manejar (con o sin ayuda profesional) es un gran paso para poder encontrar la solución más rápida.

 

Eugenia Etcheverry

Psicoanalista (MN 41017).

Columnista Invitada “Diván sobre ruedas”

 

Foto: Yeshi Kangrang

 

LAS MÁS LEIDAS