Manejo seguro, Mecánica que te salva, GPS MAV

Claves para cuidar los neumáticos

mayo 10, 2021
0

Son los únicos elementos de contacto entre el vehículo y el suelo. Su buen estado y correcto mantenimiento resultan clave para circular seguras. ¿Tienen la presión adecuada? ¿cuándo es el momento de cambiarlos? ¿hay que rotarlos? ¿está ok su dibujo? Consejos y recomendaciones.

Presión. Verificá la de todos los neumáticos (incluso el auxilio) una vez por mes, y especialmente, antes de un viaje. Para una correcta medición, hay que utilizar un medidor de presión confiable y realizar el control cuando los neumáticos estén “fríos”, antes de emprender un recorrido.

¿Cómo saber cuál es la presión correcta? La informa el fabricante y la podés encontrar en el manual, en la abertura de la puerta del conductor, o en la de la tapa de carga de combustible. Este no es un tema menor, ya que si un neumático se encuentra con baja presión de inflado tendrá menos adherencia y resistencia en el camino. Lo que disminuirá su capacidad de frenado y representará un gran riesgo en el control del auto. También impedirá absorber las irregularidades del terreno por el que se transites.  Y además de atentar contra el confort de marcha, ocasionará que los elementos de la suspensión trabajen más de la cuenta y que sufran un desgaste prematuro.

Mientras que si la presión es alta (mayor a la indicada por el fabricante), la suspensión también se verá afectada con un mayor rebote que repercutirá en el habitáculo y también en el estado de los resortes y amortiguadores. Además, el aire de los neumáticos influye en la fuerza que debe hacer el vehículo para desplazarse. Esto implica en la cantidad de combustible que consume, por eso se suele decir que un juego de neumáticos en mal estado no solo afecta a la seguridad, sino también a tu bolsillo.

Alineación y el balanceo. Habrás escuchado mil veces estas palabras, y seguramente también realizaste el servicio. Pero, ¿de qué se trata? ¿por qué es necesario realizarlo?

  • Alineación. Si al sacar las manos del volante notás que el auto tiende a moverse hacia la izquierda o la derecha, es hora de verificarla. También te lo puede advertir el desgaste excesivo e irregular de alguno de los neumáticos o que el auto circule en línea recta cuando el volante no está centrado.

Cuando te alinean el auto trabajan sobre la suspensión y la dirección para ajustar los ángulos de las ruedas, manteniéndolas perpendiculares al suelo y paralelas entre sí. Esto puede perderse por un golpe, al tomar un gran bache, o por un choque. Los especialistas aconsejan revisar la alineación en cada servicio de mantenimiento programado por el fabricante, después de golpes fuertes a las ruedas, al sustituir algún elemento de la suspensión o dirección, y cuando los neumáticos sean rotados o reemplazados.

  • Balanceo. Si el auto está mal balanceado, a ciertas velocidades, sentirás que vibra el volante o notarás ciertas dificultades para girar hacia un lado específico. El servicio de balanceo iguala el peso en los neumáticos. Se realiza mediante la aplicación de unas pesas de plomo  en puntos del aro metálico de la rueda para homogeneizar toda la masa alrededor del eje. Eso detectará el peso correcto que debe ser ajustado para un balanceo ideal. Esto es clave para estirar la vida útil de los neumáticos y para el confort de manejo. ¿Cada cuánto realizarlo? Cuando cambies los neumáticos nuevos o los coloques luego de una reparación. Y de no hacerlo, tenés que chequearlo cada 10 mil km.

En promedio, es una operación simple que demora entre una y dos horas, según la maquinaria con la que cuente el taller. Pero siempre debe ser hecha por especialistas con equipamientos adecuados.

Rotación. El Centro de Experimentación y Seguridad Vial (CESVI)  aconseja realizarla cada 10 mil kilómetros, aproximadamente. Si bien el saber popular indica que se debe hacer de forma cruzada, la mayoría de los neumáticos radiales tienen un sentido de giro que está dado por sus estructuras y el dibujo que existe en la banda de rodamiento. Por eso, deben rotarse siempre manteniendo el sentido de giro del mismo y respetando el flanco exterior en caso que tuviese.

¿Cuándo se debe cambiar el neumático? Si bien la Ley Nacional de Tránsito N°24.449 indica que la profundidad mínima del dibujo de los neumáticos nunca debe ser inferior a 1,6 mm, los fabricantes y organismos de seguridad contemplan diferentes parámetros sobre cuándo reemplazarlos. Hay que tener en cuenta que la vida útil y el kilometraje de un neumático dependen de una combinación de factores como su diseño, los hábitos del conductor, el clima, las condiciones del camino y el cuidado que reciben. Si bien no poseen una fecha de vencimiento, todos los neumáticos tienen una duración específica que no siempre es la misma para los fabricantes. En este sentido, CESVI recomienda cambiarlos a los 2 mm.​

¿Cómo estimar la profundidad? Una forma sencilla es introducir una moneda de un peso dentro de alguna de las canaletas del dibujo del neumático. Si podés ver el borde plateado tenés que considerar reemplazar los neumáticos en el corto plazo. Y tené en cuenta que tienen una vida útil. Por más que tengan la profundidad adecuada, se recomienda reemplazarlos antes de los 10 años de la fecha de su fabricación. Ya que aunque aparentemente estén en buen estado, pasado ese tiempo, se deteriorar sus materiales. Esta fecha está ubicada en el flanco del neumático, en el cual se aprecia la existencia de cuatro números. Los dos primeros indican la semana de fabricación, y los dos continuos, el año.

¿Cómo leer un neumático? Lo primero que tenés que tener en cuenta es la medida especificada por el fabricante para cada vehículo. Este dato figura en el parante del auto o en el manual de uso y contiene una serie de números que indican el ancho y la altura en milímetros, el tipo de construcción radial o diagonal y el diámetro de la llanta en pulgada. Ojo! Si colocas un neumático de otra medida podés dañar el sistema de dirección, modificar la aceleración, la velocidad final, y aumentar el consumo de combustible.

Para leer el neumático tenés que interpretar cada uno de los caracteres que aparecen en su perfil. Por ejemplo, si leés 175/65 R15 88S:

  • El primer número (en este caso, 175 mm) establece al ancho de banda de rodamiento. El segundo, corresponde la altura del perfil (en esta oportunidad no se trata de una medida lineal sino un porcentaje: el 65% del ancho).
  • La R indica que es radial. En la actualidad, casi todos los neumáticos que están en circulación son de diseño radial.
  • El dígito que sigue a la R hace referencia a la cantidad de pulgadas de diámetro de la llanta.
  • El 88 es el índice de carga: muestra la carga máxima que el neumático puede soportar cuando está inflado a la presión máxima que soporta el neumático. Lo que se debe tener en cuenta en este punto es que este número no significa literalmente la cantidad de kilos que soporta, sino que es un índice que debe chequearse con una tabla de correspondencia.
  • La última letra enseña el índice de velocidad máxima a la cual un neumático puede funcionar con seguridad, bajo condiciones de servicio específicas durante un tiempo de una hora. Van de la A (el más bajo) a la Y (el más alto), con una excepción: la H está situada entre la U y la V. Como en el caso del índice de carga, cada letra corresponde a un equivalente en kilómetros por hora.
"

Los neumáticos son los únicos elementos de contacto entre el vehículo y el suelo, por eso su buen estado y correcto mantenimiento constituyen condiciones esenciales de seguridad

"
LAS MÁS LEIDAS