Test Drive

Comparativa: Volkswagen Nivus vs T-Cross vs Taos

julio 27, 2022
1

Nos subimos a los tres modelos regionales de la familia de SUV de la marca alemana y te contamos todos los detalles. ¿Cuál es mejor? Eso lo decidirás vos de acuerdo a tu estilo de vida y al uso que le vas a dar. Pero para que tomes la decisión correcta, te compartimos la información más importante de cada uno. Sus similitudes y diferencias.

En los últimos años los SUV son los más buscados, ¡especialmente por nosotras!. Son atractivos, espaciosos, tienen onda, ofrecen buen espacio de carga y cada vez suman más tecnología y seguridad. Además, resultan una gran alternativa para las que aman una posición de manejo elevada, que además de ser cómoda, permite tener una gran visibilidad al volante. Hoy vamos a analizar las alternativas regionales que ofrece Volkswagen. Dos se fabrican en Brasil (Nivus y T-Cross) mientras que la Taos es argentino.

Diseño

Hace un tiempo comparamos a la Nivus con la T-Cross, dos modelos que utilizan la misma plataforma, pero no se parecen estéticamente y persiguen distintos objetivos. La Nivus combina la silueta de una cupé con la de un SUV, mientras que la T-Cross es un clásico SUV con sello alemán, sobrio, moderno, y bien proporcionado, que se destaca por su equilibrio. El mismo concepto repite el flamante Taos, transmite solidez y elegancia y se distingue con una trompa donde brillan sus luces 100% LED, y al ser el más grande, lo notamos más “musculoso“.

En síntesis, la Nivus resulta la más original dentro de una familia elegante y sobria. Ya en su imagen deja claro que es el modelo más rutero y menos aventurero de los tres.

Interior

Son similares: sobrias y funcionales. No necesitamos llave para ingresar, la detectan por cercanía y te permite abrir la puerta. Ideal para cuando venís con las manos llenas de cosas o no encontrás la llave en la cartera. Y para encenderlos simplemente se presiona el botón de arranque.

Puertas adentro no busques un interior osado o diferente en ninguno de los tres modelos. Son sobrios y cuentan con lo necesario, y más, para disfrutar cualquier viaje. El sistema VW Play es compatible con Android Auto y Apple Car Play y permite espejar las funciones del smartphone en esa gran pantalla donde también podés usar todas las apps del teléfono de modo wireless; es decir sin la necesidad de usar cable. Incluso la Taos agrega un cargador inalámbrico. Y si ponés música, te vas a enamorar del fiel sonido de sus 6 altavoces (Nivus y T-Cross) u 8 en la Taos. Tremendo. La pantalla de 10.1” es visible, accesible y amigable. No abruma con información innecesaria, sino que exhibe lo que necesitás para circular segura. El tablero es 100 % digital y dispone de tres formatos para desplegar la información. La plancha se une al tablero de instrumentos y abajo se ubican los comandos del climatizador (bizona en el caso de la Taos). Este último también agrega freno de estacionamiento eléctrico, butacas delanteras calefaccionadas, espejos exteriores con desempañador, y techo panorámico. Y si bien todas ofrecen varios puertos USB, la Taos cuenta con las  fichas más modernas: USB-C. En caso de que no la tengas, lo podrás solucionar con un adaptador.

En la posición de manejo sí vamos a notar diferencias. En la Nivus es baja, mientras que la T-Cross y la Taos ofrecen la típica posición de las SUV: alta y con amplia visibilidad. En los tres, el volante multifunción es de buen agarre y se ajusta en altura y profundidad, mientras que la butaca también se regula en altura. La diferencia aquí es que mientras que en la Nivus y la T-Cross la regulación del asiento es manual, en la TAOS es eléctrica. Luego veremos en detalle el equipamiento que también varía entre ellas, pero en lo funcional, las tres te garantizan confort y seguridad.

Habitabilidad

Acá podemos marcar una escalera, ya que la T-Cross ofrece más espacio que la Nivus, tanto en las plazas traseras como en el baúl; mientras que la Taos las supera en ambos aspectos, algo lógico al ser una SUV mediana, mientras que las otras son chicas. Pero ojo, tené en cuenta que en caso de querer cargar objetos de gran volumen, en las tres tenés la posibilidad de rebatir los respaldos por tercios, y de esa forma ampliar la capacidad. Igual hay que destacar que todas ofrecen un tamaño promedio y coherente para un su categoría (415 litros la Nivus, 420 la T-Cros y 498 litros la Taos). Y la T-Cross cuenta con algo diferente: tiene un doble fondo que se rebate y que permite ampliar la capacidad de 373 litros a 420.

Seguridad

Si bien las tres cuentan con todo lo necesario y más, la Nivus le saca ventaja a la T-Cross al incluir asistencias a la conducción como el control de velocidad crucero adaptativo y frenado autónomo. Es para destacar como calcula si nos aproximamos demasiado a un auto y, además de sugerir tomar distancia, si no lo hacemos acciona el freno para evitar el impacto. Todas las versiones Nivus ofrecen faros full LED, mientras que la T-Cross solo tiene tiene LED atrás.

La Taos suma asistencias que pertenecen a un segmento superior, como detector de peatones, alerta de tráfico cruzado, luces altas automáticas full LED y detector de punto ciego. Además, el control de velocidad crucero adaptativo incluye la opción Stop and Go, que detiene completamente el vehículo en caso de que el auto de adelante así lo haga, y se vuelve a poner en movimiento en el momento en el que el de adelante reinicia su marcha, en un intervalo de hasta tres segundos. Para ver el listado de equipamiento en detalle te invito a leer el test de cada una: Nivus, T-Cross y Taos.

Al Volante

Tanto la Nivus como la T-Cross cuentan con el motor naftero 1.0 turbo de 116 CV de potencia, asociado a una caja automática Tiptronic de 6 velocidades que se puede utilizar también de modo secuencial desde las levas al volante o en la propia caja. Como mencionamos en los test realizados, este propulsor se muestra ágil y enérgico en la ciudad, donde además se luce su dirección asistida. Y cuando salimos a la ruta notamos que empuja parejo a todo régimen. Es estable, lo que te da seguridad y firmeza al doblar. Pero si debés salir del asfalto, el mayor despeje la T-Cross te brinda más soltura para transitar por caminos de ripio o con ciertas imperfecciones.

Por su parte, la Taos propone otra solución mecánica: un 1.4 L naftero turbo con inyección directa, que entrega una potencia de 150 CV entre las 4500 y 6000 rpm. Por lo tanto, el momento de fuerza máxima está disponible ya a las 1.400 rpm, por ello vas a notar una respuesta instantánea y sin titubeos. Este propulsor está asociado a una caja automática Tiptronic de 6 velocidades. Y otra diferencia con sus hermanos, es que permite optar por distintos modos de manejo: Eco, Normal y Sport. Pero ojo, ninguna de las tres ofrece tracción integral.

Conclusión

¿Cuál es la mejor? En diseño, habitabilidad, equipamiento, tecnología y seguridad todas cumplen con creces. En la variedad está el gusto, y acá lo interesante es conocer cuál de estos modelos es el que mejor se adapta a tus necesidades. Alternativas sobran. La que decide sos vos.

+Info:

LAS MÁS LEIDAS