Manejo seguro, News MAV

La seguridad de los más chicos

agosto 15, 2021
0

En el día de de la niñez repasamos los conceptos más importantes para que los más chicos viajen seguros. ¿Cómo deben ser las butacas?, ¿hasta qué edad deben usarla?, ¿cuál es el SRI adecuado y cómo lo coloco?. En esta nota despejamos las dudas más frecuentes.

Si bien su uso reduce en un 70% los riesgos de lesiones graves y fatales en caso de que se produzca un siniestro de tránsito. Un estudio realizad por del Centro de Experimentación y Seguridad Vial (CESVI) arrojó como resultado que solo el 24% de los vehículos que circulan con un niño lo hacen con el Sistema de Retención Infantil (SRI) adecuado, mientras que el 76% no lleva butaca u otra silla para niños. Hoy desde CESVI nos aclaran las consultas más frecuentes.

¿Cuándo se debe usar una butaca infantil y cuándo no?

En nuestro país hay algunas diferencias entre lo especificado en la ley de tránsito nacional (24449) y las leyes de los territorios provinciales o la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Para dar un ejemplo, la ley de tránsito nacional describe: “Los menores de diez años deben viajar sujetos al asiento trasero, con el Sistema de Retención Infantil homologado al efecto, en relación a su peso y tamaño…”. No obstante, el código de tránsito de CABA describe en la ley 2148: Artículo 6.1.3, “…b) Cuando el pasajero sea menor de 12 años o con una altura inferior a 1,50 metros, debe utilizar el sistema o dispositivo de retención infantil correspondiente a su peso y/o altura debidamente homologado…”

Simplemente con estas dos diferencias que existen al cruzar la avenida General Paz, estamos muy lejos de hacerlas aplicables, más allá del uso y costumbre o la conciencia de aquellos que transportamos a los niños como es debido y de forma segura.

¿Altura, peso o edad?

Hoy, por nuestras leyes, nos guía la edad, aunque los profesionales de la salud y los estudios realizados no sugieren el uso de los SRI por la edad del niño. Tampoco lo determinan por el peso, aunque es importante aclarar que su diseño y construcción tiene en cuenta como un parámetro el peso del niño para que el SRI tenga la adecuada resistencia en un siniestro. A nivel mundial se están volcando las exigencias a la altura del niño. Puesto que, una persona de 1,5 metros de altura, ya podría utilizar el cinturón de seguridad de 3 puntos del vehículo en la plaza trasera.

Hay que recordar que la estatura no debería superar la altura de la butaca por ningún motivo, como tampoco que deje de utilizar parte del cinturón (arnés) del SRI, cuando su tamaño no se lo permite.

 Sujeción

Las butacas infantiles tienen distintas formas de poder sujetarse al vehículo. La primera, y la más difundida, es la que utiliza el cinturón de seguridad de las plazas traseras del vehículo. Hoy en día la mayoría de los vehículos cuentan al menos con dos cinturones de tres puntos en las plazas traseras, uno a la derecha y otro a la izquierda contiguo a las puertas. Entonces los SRI se diseñan para que se puedan anclar con el cinturón de 3 puntos y desestiman el uso del cinturón de seguridad de dos puntos para anclar las butacas al auto.

Existen también dos variantes al anclaje con el cinturón de seguridad, y son las butacas infantiles que poseen el sistema LATCH (bajo norma americana) y el sistema ISOFIX (bajo norma europea). Ambos sistemas de seguridad se amarran a las zonas específicas de la carrocería diseñadas para garantizar la mejor sujeción de la silla al auto.  Y hasta es posible encontrar que el SRI posea un tercer anclaje que se denomina Top Tether para evitar que la butaca se incline hacia adelante en caso de colisión. El uso de los sistemas LATCH o ISOFIX garantizan un mejor anclaje del SRI al automóvil dado a que son más fáciles que instalar al sistema de retención infantil con el cinturón de seguridad

Posición de la butaca

Las butacas están diseñadas de muchas maneras. Algunas permiten colocarse en los asientos en ambos sentidos (sean éstas del tipo que sean, sujetas con el cinturón de seguridad del automóvil o con sistema LATCH o ISOFIX).

Hay que tener en cuenta que si adquiero una butaca que solo me permite colocarla en el sentido de circulación del automóvil y el niño o niña es un recién nacido, no nos sirve, puesto que hasta el año de edad (como mínimo), deben trasladarse en sentido inverso a la marcha.

Esto se debe a que el cuello del bebé no es capaz de soportar el peso de su cabeza. Entonces, colocado sentido inverso a la marcha y en caso de una frenada brusca, la cabeza es retenida por el propio respaldo de la butaca. Al momento en el que el pediatra nos sugiera el cambio de posición, recién ahí podemos trasladar al bebé en el sentido de marcha.

¿Atrás o adelante?

En nuestro país no es posible trasladar a los niños en las plazas delanteras. Los menores a 10 años (según la ley de tránsito y seguridad vial argentina) deben viajar en las plazas traseras. Por consiguiente, aún los recién nacidos deben llevarse en las plazas traseras y en su correspondiente SRI.

 

¿Cómo saber si está homologada?

Debe estar homologada según las normas establecidas de los siguientes entes:

*IRAM 3680-1 y 3680-2 (Argentina), ley nacional de tránsito 24449

*FMVSS213 (Estados Unidos), código de tránsito de CABA, 2148

*UNECER44/04 (Unión Europea), ley nacional de tránsito 24449

*AS/NZS 1754 (Australia y Nueva Zelanda), código de tránsito de CABA, 2148

*INMETRONBR 14.400 (Brasil), código de tránsito de CABA, 2148

Antes de comprar resulta conveniente chequear que cuente con las etiquetas correspondientes a los entes mencionados.

¿Cómo elegir el SRI?

Para saber qué nivel de seguridad ofrece la sillita infantil se puede consultar en el Programa de Evaluación de Sistemas de Retención Infantil (PESRI) para América Latina y el Caribe. Ingresá a este link  y encontrá el detalle de cada silla infantil, clasificada por año de testeo, grupo, marca, modelo y tipo de instalación, con una calificación de 0 a 5 estrellas. Además, encontrarás un detalle de qué protección ofrecen ante impacto frontal, lateral y la seguridad total.

+Notas relacionadas. Todas las claves para elegir la sillita infantil

 

 

 

 

"

Usar la sillita infantil o el booster reduce en un 70% el riesgo de lesiones graves y fatales de los más chicos

"
LAS MÁS LEIDAS