News

Solidaridad y aventura en la Antártida

septiembre 14, 2020

Renée Brinkerhoff recorrió seis continentes creando conciencia sobre la trata de niños, y en enero de 2021 llevará a su Porsche de 1956 hasta donde nadie ha conducido antes: la Antártida. Y lo hará junto a Christina Brinkerhoff, su hija.

Nada apuntaba a que Renée, madre de cuatro hijos y residente en Colorado, se fuera a embarcar en esta aventura extrema, pero un día se le despertó la pasión de subirse a un auto y tomar el volante de su vida.

El flechazo fue fulminante: “Era un 356. Nunca había visto uno antes y justo coincidió con el momento en el que me di cuenta de que quería competir”, dice Brinkerhoff. “Me enamoré del Porsche y pensé que era exactamente lo que necesitaba. Ni siquiera miré otro”, recuerda.

Compró el 356 en 2011 y al año siguiente ya estaba corriendo la Carrera Panamericana con otro auto, mientras preparaba su Porsche. Eso le llevó un tiempo ya que debía tener todo lo necesario para cumplir con las regulaciones impuestas por las organizaciones de los certámenes más importantes.

Pero estaba claro que no bastaba con tener un auto bien preparado, también tenía que capacitarse ella si quería aspirar a lograr buenos resultados. “Por aquel entonces no sabía conducir un coche de carreras”, asegura Renée, quien asistió a clases en la escuela Porsche Track Experience para desarrollar sus habilidades.

En 2015 nació el equipo Valkyrie Racing, con el nombre de las mujeres de la mitología nórdica que llevaban a los guerreros caídos al Valhalla. Esto marcó un punto de inflexión en su carrera.

En 2017 volvió a ganar su categoría, y en 2018 viajó por Oceanía y luego hacia la Cordillera de los Andes para disputar el Rallye Caminos del Inca. Al año siguiente, el protagonismo sería para Asia y Europa en el Rallye de Pekín a París. Para completar la década, nuestra protagonista abordó el Rallye Safari de vehículos clásicos en África Oriental en su temporada más lluviosa de los últimos 40 años.

Valkyrie Racing cruzó la línea de meta en África como el único equipo conducido por mujeres. “Más que estar en el podio, esa experiencia de equipo y el hecho de tener la capacidad de generar cambios positivos en la vida de las personas, es para mí lo más gratificante”, afirma.

Decidida a continuar su trabajo para Valkyries Gives, que ha recaudado casi 200.000 dólares hasta la fecha, Renée quiere cumplir la promesa inherente al nombre del Proyecto 356 World Rally Tour. Esto significa correr por todos los continentes, de los cuales, solo le queda uno por pisar: la Antártida. El gran desafío será en enero de 2021.

El objetivo es recorrer 356 millas (753 kilómetros) en las condiciones más difíciles imaginables y batir un récord de velocidad. Para lograrlo, están modificando el auto. Las ruedas serán reemplazadas por dos esquíes en el tren delantero y dos orugas en el trasero. Además, cambiará el color plateado original por uno rojo para facilitar su identificación sobre el terreno

Mientras tanto, madre e hija comparten que no se están preparando, ya que es imposible simular las sorpresas que pueden presentarse en la Antártida. Aún así, “la preparación es anticipación”, por lo que Renée perfeccionó mucho sus habiliadades de conducción sobre hielo.

"

Esta aventura recorre los 7 continentes con el fin de crear conciencia y recaudar fondos para combatir el tráfico de niños en todo el mundo

"

Madre e hija

En enero buscarán recorrer más de 700 kilómetros en la Antártida

Valkyrie Racing

En África se convirtió en el primer equipo de mujeres en cruzar la meta.

  • La asistencia de un espectador en plena competencia

  • En Kenia, en el Rallye Safari 2019

  • Madre e hija en el Rallye Safari de África Oriental

  • Renée condujo en todos los continentes y solo le falta el del Polo Sur.

  • La misión del equipo es ayudar a mujeres y niños en situación de riesgo

  • En el rallye Targa Tasmania.

Misión solidaria

Ayuda a mujeres y niños en riesgo.

Representación artística

Así será el Porsche 356 que están preparando para conducir en la Antártida.

LAS MÁS LEIDAS