GPS MAV, Informes MAV

Informe MAV: ¿el género incide en el precio del seguro?

febrero 4, 2021
2

“Me cobran más caro el seguro del auto porque soy mujer”, “puse la póliza a mi nombre y me aumentaron, mi marido pagaba menos”, esos mensajes nos alertaron y salimos a investigar. ¿Qué se tiene en cuenta a la hora de cotizar una cobertura?

Si bien las estadísticas señalan que las mujeres tenemos menos siniestralidad vial (chocamos menos) las experiencias de nuestras seguidoras nos marcan que algunas compañías de seguro no contemplan estos datos y penalizan a las mujeres, mientras que otras sí las tienen en cuenta y si sos mujer pagás menos.

La diferencia económica es mínima, pero lo que nos interesa es el concepto. ¿En base a qué se elabora el precio que pagamos por el seguro del auto? 

Desde el equipo de investigación de Mujeres Al Volante, entrevistamos a especialistas para conocer la letra chica y saber qué debemos tener en cuenta a la hora de contratar el seguro. 

¿Cómo se calcula el precio del seguro? 

Cada compañía establece sus propios criterios para determinarlo, así como también la metodología que utilizará para su cálculo. En nuestro país conviven dos esquemas:

  1. Se cotiza el seguro en relación al valor del auto y la zona de riesgo o ubicación. 
  2. Se utiliza la metodología de scoring, que le cobra a cada asegurado/a lo que corresponde en función del riesgo potencial que representa. Se basa en estadísticas de siniestros vinculados a distintos criterios. Y para eso tiene en cuenta la edad, la zona de residencia, el uso que se hace del auto, si se guarda en un garage o en la calle, etc. De esta forma, si tenés un “buen perfil de riesgo” vas a pagar menos que con la tarifa tradicional. 

En síntesis, “cada compañía tiene su estructura tarifaria que puede o no tener variables de scoring. Las variaciones en los precios no están reguladas, cada aseguradora las mueve a su criterio, y estas pueden ser sobre el riesgo (zona, kilometraje, guarda en garage, etc) o sobre la persona (edad, estado civil, sexo). Es así que las personas menores de 30 años o mayores de 75, en general pagan más. En el caso del género algunas hacen distinción de tarifa y otras no”, explica Tomás Kelly, director de DKS Seguros junto a Beatriz Lo Bianco, comercial de dicha empresa y abre el debate sobre este tema que tocó de cerca a muchas seguidoras. 

Soledad Mastragostino, fundadora y directora de Mujeres en Seguros, agrega: Es sabido que las mujeres somos mejores conductoras y tenemos menos siniestros que los varones, sin embargo no es usado habitualmente por las aseguradoras para determinar el precio”. 

Todas las personas especializadas consultadas coinciden y recomiendan que antes de contratar un seguro cotejes qué tiene en cuenta esa compañía para cotizar, ya que a veces puede beneficiarte y otras no: “Así como en los seguros de vida se utilizan tablas de mortalidad para el cálculo de la cuota, y allí las mujeres pagamos menos porque, en promedio, vivimos más años que el varón, en los seguros de autos algunas aseguradoras estiman que la mujer al volante es quien genera mayor siniestralidad por lo cual pagaría más. Pero no existen estadísticas que mantengan este viejo paradigma como una realidad”, agrega la técnica en seguros y Lic. en gestión de seguros (además de ser seguidora de la comunidad), Yamila Alonso.

Tal es así que Mauro Jacyk, especialista en seguros agrega: “Los estudios oficiales del Observatorio Nacional de Seguridad Vial demuestran que la mujer tiene un menor porcentaje de siniestralidad, y por ello el seguro debería ser más barato”. Y para ser más precisas podemos mencionar un informe realizado por el Centro de Experimentación y Seguridad Vial (CESVI) que dejó en claro que en los siniestros con participación de conductores de ambos sexos, la responsabilidad de los varones fue del 52 % y del 48 %de mujeres. A su vez, ellos participan en más del 75 % de los siniestros, mientras que nosotras en el 24 %.

“En mi opinión, el género ya no es binario. Existen tantas identidades y géneros como personas en el mundo; por lo cual considero que las aseguradoras deberían empezar un camino de transformación en donde si quisieran seguir utilizando una política de suscripción por scoring, podrían, por ejemplo, utilizar la inteligencia artificial (IA), midiendo la forma en la que manejan las personas más allá de su edad o género. Sin duda así podría identificar patrones y tomar decisiones que realmente van a ser más certeras que si la persona que conduce es varón o mujer”, agrega Yamila.

En el sistema mencionado la aseguradora instala un dispositivo en el auto que le informa en tiempo real sobre ubicaciones, trayectos y velocidades. Esos datos son los que luego usará para definir las cuota de las personas que acepten el desafío. La modalidad se conoce como pay as you drive (pagá como manejás) y ya se utiliza en otras partes del mundo. “Si bien hay pocas compañías que están incorporando esta iniciativa, creo que sería un gran aliado de las aseguradoras y hasta cambiaría la conducta al volante, que seguramente, al estar monitoreados, se circulará con más prudencia y pagarán menos por su seguro. Y además, este dispositivo permite ubicar el riesgo en tiempo y forma evitando fraudes o falsas denuncias”, afirma Mauro.

Para culminar, el director de la Asociación Argentina de Compañías de Seguros, Gustavo Trías, es muy claro con lo que sucede en el mundo del seguro: El sexo, si bien es una variante muy utilizada en otros países, en Argentina todavía no es un dato que se utilice generalmente para incorporar en las estadísticas que se utilizan a la hora de formar el precio. La dinámica para formarlo está centrada en el historial estadístico de cada aseguradora, y basada en los datos que incorporen para cotizar. La lógica más común de incremento de precios cuando se toman los datos personales de los asegurados es la edad, ya que estadísticamente las personas más jóvenes son los que producen los accidentes más graves y costosos”, dejando en claro que si bien las compañías están en su derecho de tomar el género para determinar su precio, no es lo más usual.

¿Cómo darse cuenta si te cobran más o menos por ser mujer? 

Como mencionamos, no todas las aseguradoras tienen en cuenta el sexo a la hora de cotizarte el seguro. Y las que lo hacen pueden cobrarte más o menos que a un varón,  al igual que otras contemplan la edad, el barrio, o si el auto “duerme” en la calle. Para saber si tienen en cuenta el sexo, cuando vas a cotizar tu auto, fijate si te solicitan ese dato. Nosotras quisimos comprobarlo y pedimos la cotización de manera online de un modelo en varias compañías. Allí notamos que en el mercado algunas no varían el precio de acuerdo al sexo, mientras que otras sí.

Para citar ejemplos concretos, cuando ingresamos al sitio de La caja Seguros y seguimos todos los pasos, nos solicitaron la marca, modelo y año del vehículo, junto al código postal. Con esa simple información nos brindaron tres opciones de cobertura, con el precio y los detalles de cada una. Lo mismo hicimos en Answer, y notamos que tampoco contempla el género a la hora de cotizar. Claramente esas compañías, como muchas otras, no toman el género como una variable. Ya que no nos pidieron ese dato para brindarnos la cotización. 

Luego ingresamos al sitio de La Meridional, compañía donde nuestras seguidoras notaron que les cobraban más por ser mujer. Allí sí nos solicitaron el género para cotizarnos un vehículo. Luego de completar todos los datos y obtener uno precio, replicamos el procedimiento variando el género, y notamos que en las tres propuestas la mujer paga más que el varón. La diferencia es mínima: 63 pesos más en la póliza de tercero completos y $105  y $146 más en las otras opciones. Nos contactamos con la aseguradora y le consultamos por qué las mujeres pagan más. Su respuesta es clara: “el precio de la cuota está basado en nuestros datos históricos de siniestralidad. Se obtiene por un cálculo basado en estadísticas de diversas variables, como marca, modelo y antigüedad del bien asegurado, ubicación, edad del asegurado y el género, entre otras. De esta manera, el precio cambia. El coeficiente del género puede cambiar dependiendo el historial de siniestralidad asociado al mismo”.

Un dato que nos parece importante resaltar es que actualmente en esta compañía el género impacta un 1,5 % “a favor” del varón, pero ésto no siempre es así, ya que el precio se forma con las estadísticas del año anterior. Es decir, claramente en 2019 las mujeres aseguradas en La Meridional sufrieron más siniestros que los varones (robos, choques, etc.) pero otros años fue a la inversa. Y esa variable, como todas las otras que contemplan, se actualizan anualmente.

Como mencionamos, cada aseguradora está en su derecho de implementar la estructura tarifaria, y en este caso lo que hace la Meridional está dentro del marco establecido por la Superintendencia de Seguros de la Nación. Por ello desde MAV quisimos compartirte lo que sucede en el mercado asegurador y brindarte herramientas para que puedas realizar una buena elección. Ya que si bien la diferencia económica dónde impacta el género es mínima, lo más importante es el concepto y el mensaje que brindan.

En síntesis, a la hora de evaluar la tarifa del seguro fíjate qué método utiliza la compañía para formar su precio. Y como siempre insistimos, la información nos da poder y libertad de elección. 

 

GRACIAS Caro Albanese. Gracias Marcia Calvi, Evangelina Boleggi, por contarnos su experiencia al sacar el seguro del auto. Gracias a toda la comunidad de mujeres al volante por sumarse con información. Gracias a las personas especialistas en el mundo de seguros, por asesorarnos.

 

"

LA INFORMACIÓN NOS DA PODER Y LIBERTAD PARA ELEGIR

"
LAS MÁS LEIDAS