GPS MAV, Consejos

El calzado y la conducción

diciembre 28, 2020
1

Ojotas, sandalias, zapatos de taco alto o con suela de madera, son algunos de los modelos que debés evitar. ¿Qué tener en cuenta para conducir seguras?

Una de las cuestiones en las que menos reparamos cuando nos ponemos al volante es la comodidad que debemos tener para actuar ante situaciones imprevistas. Más allá de la importancia de adoptar una postura correcta, la elección del calzado es fundamental. Al conducir, los pies despliegan una serie de movimientos muy rápidos y precisos entre los pedales del auto. Y, a pesar de que se trata de una acción totalmente mecanizada, lo cierto es que puede traer inconvenientes si se la realiza con un calzado inadecuado, algo que suele ocurrir en esta época del año.

Las sandalias o zapatos de taco alto evitan que toda la superficie de la suela tome contacto con el acelerador o el freno, lo cual obliga a realizar una presión extra al pie para accionar los mecanismos del auto y, además, no te permite dosificar la presión sobre el pedal del acelerador o del freno. Por otro lado, esta forma de accionar los pedales puede hacer que el pie se corra del pedal y genere una reacción violenta de aceleración, desaceleración o frenado. Y como si esto fuera poco, muchos de estos calzados con taco tienen suela de madera que (sobre todo cuando son nuevas) patinan fácilmente, y esto puede pasar con el pedal. Ni hablar cuando éste no tiene la goma negra que recubre el metal.

Para tener una idea de lo peligroso que resulta utilizar un calzado inadecuado al volante: en condiciones normales se tarda aproximadamente 1 segundo en sacar el pie del acelerador y llevarlo al freno. A 80 km/h, esto representa, aproximadamente, 22 metros. Si por el calzado demorás 1 segundo en realizar esta acción, vas a recorrer 22 metros más (o sea, 44 metros) hasta empezar a frenar y, por ende, el peligro es enorme.

Frente a esta situación, muchas optan por sacarse los zapatos y manejar descalzas. Sin embargo, no es conveniente ya que, por un lado, el pie no tiene la suficiente adherencia a los pedales (especialmente, cuando está mojado o transpirado). Y, por otro lado, al no tener buen agarre, la pisada se deformará más fácilmente ante una maniobra brusca, lo cual puede hacer que el pie patine del freno.

Sabemos que el calzado adecuado para conducir tal vez no sea el que más nos guste, por eso te proponemos que elijas un par que te resulte cómodo y seguro y lo dejes en el auto. ¿Cuál es el ideal? Uno con suela plana de goma, pero con dibujo para que tenga adherencia. Y un punto importante es que se agarre bien al pie para evitar movimientos inesperados.

 

 

 

"

Elegí un calzado cómodo y seguro para dejar en el auto. Evitá los tacos, las ojotas y las sandalias cuando estás al volante

"
LAS MÁS LEIDAS