Manejo seguro, AMO MANEJAR

Calor al volante

octubre 28, 2021
0

Llegó la ola de calor y los estudios afirman que conducir acalorada puede alterar tus capacidades y aumentar los riesgos al volante. Además, es usual que te sientas más cansada y tiendas a desconcentrarte. Tips para circular seguras.

Si bien las altas temperaturas son propias del verano, estos efectos se dan cuando atravesamos más de tres días en los que la temperatura mínima supera los 23°.
 Pero todo esto no es nuevo, en Alemania realizaron estudios para demostrar cómo afecta el calor en la conducción. Y las conclusiones afirman que cuando la temperatura del habitáculo alcanza los 30° C se incrementan en un 20% los errores en la conducción y en un 22% el tiempo de reacción.
 El calor afecta la atención de la persona que está al volante, por ello aumentan los fallos y hay más probabilidades de choques. Y es para tener en cuenta que distintos análisis realizados en el interior de varios vehículos expuestos al sol en los días de mucho calor, demuestran que la temperatura en el habitáculo puede superar entre 5° y 15° C a la temperatura exterior.

Está claro que no es confortable sentir excesivo calor, cansa y puede causar somnolencia, molestias generalizadas, irritación, calambres en las piernas y dolor de cintura. Además, la transpiración a veces irrita los ojos y eso genera distorsiones en la visión.

¿Qué hacer para evitar que el calor te afecte? 

  • Detenerte e hidratarte.
  • Mantener el habitáculo ventilado.
  • Si te sentís acalorada evitá realizar sobrepasos y maniobras exigidas. El calor puede alterar la percepción de distancias y riesgos en la conducción.
  • Estar atenta a las indicaciones de temperatura del motor.
  • Evitar horarios pico como el mediodía.
  • No ingerir alimentos pesados.
  • Usar ropa fresca y clara.
  • Mantener las manos secas y limpias. No relajar la firmeza con la que se toma el volante.
  • Ante el menor síntoma de cansancio o fatiga, detenerse en un lugar seguro, preferentemente con sombra, y no continuar el recorrido.
  • De día, si el vehículo tiene techo solar, mantenerlo cubierto.
  • Regular el aire acondicionado a una temperatura agradable para la conducción, sin que sea un frío extremo.
  • En períodos largos de conducción, parar cada 200 kilómetros o aumentar la frecuencia de paradas cuando se perciban síntomas de fatiga.

¿Ayuda el polarizado? Muchas polarizan los vidrios porque creen que evitando que ingrese menos luz al habitáculo se genera menos calor. Sin embargo, CESVI realizó una experiencia de medición de las diferentes láminas que se colocan para oscurecer los vidrios y los resultados marcaron que aún la lámina más oscura (que apenas deja pasar un 5% de luz) solo filtra un 9% de los rayos infrarrojos, que son los que generan el calor.

Una buena solución que se ofrece en el mercado son las películas de Control Solar Transparente, que ofrecen protección contra el calor y los efectos del sol y bloquean el ingreso de los rayos infrarrojos, pero sin cambiar la apariencia del auto permitiendo una clara visión durante el día y la noche.

El primer paso para circular seguras durante estos días, es ser consiente de los efectos que puede causarte conducir con calor extremo y tomar las medidas para evitarlo. 

 

"

Cuando la temperatura del habitáculo alcanza los 30° C se incrementan en un 20% los errores en la conducción y en un 22% el tiempo de reacción

"
LAS MÁS LEIDAS