Test Drive

Al volante: Kia Seltos

noviembre 24, 2020
0

Hace años que los SUV son tendencia y las marcas buscan tener cada vez más modelos. Recordemos que esta movida comenzó en 2003 y no paró de crecer en Argentina, el resto de Latinoamérica y también en Europa. En nuestro mercado se siguen sumando modelos que llegan desde distintas latitudes. Y para esta prueba nos subimos a la Kía Seltos que arriba de la India en una única versión.

Experiencia Al Volante

DISEÑO EXTERIOR E INTERIOR

Nuestra primera impresión fue la de un modelo robusto, bien plantado, incluso da la sensación de ser más grande de lo que realmente es.

Mirando en detalle, los faros modernos y rasgados, y las luces de giro y posición por encima de las principales le otorgan una “mirada” sólida. Tiene personalidad. En Kia afirman que su diseño frontal presenta una “nariz de tigre”. Le pido perdón a la marca coreana, pero juro que no logramos encontrarla… y eso que le pusimos mucho empeño y una cuota de creatividad, esa misma que durante nuestra niñez nos permitía descubrir las formas de las nubes. 

Esa personalidad frontal se va atenuando en el largo capot y las líneas laterales, en las que recurre a algunos elementos que le otorgan dinamismo, como los pliegues inferiores de las puertas, la gran superficie vidriada y un techo alto, que luego cae hacia el pequeño alerón y el portón. Y en la cola, una línea plateada une los faros laterales. Así logra una figura compacta y moderna. 

Puertas adentro tiene un look conservador con materiales de buena calidad. La posición de manejo es alta y fácil de configurar gracias a la doble regulación de la columna de dirección. El volante (de perfecto grip o agarre) presenta teclas y switchs para el audio, el teléfono y el control de velocidad de crucero. Mientras que el tablero combina relojes analógicos con un pequeño display digital de 3,5 pulgadas con abundante información.

CAPACIDAD INTERIOR

Acá se luce. Dónde te sientes vas a disfrutar el viaje. Atrás es cómodo y el respaldo se puede rebatir por tercios. Tres adultos entran perfecto, si bien el que se ubique en el centro se encontrará con un falso túnel de transmisión y un respaldo más rígido, que también se puede usar como apoyabrazos. Además, ofrece salida de aire acondicionado, clave en esta dimensión de autos. 

Teniendo en cuenta que la Seltos invita a planificar largos viajes, nos quedamos con las ganas de al menos un puerto USB para las plazas traseras. Sabemos que una de los primeros pedidos al subir al auto es “¿dónde puedo cargar el celu?”. 

Por otra parte, nos gustó su espacio de carga, que con 433 litros es uno de los mejores del segmento. Pero nos llamó la atención es que no tiene cobertor (ni rígido ni tipo lona), con lo cual todo lo que carguemos quedará a la vista. Un detalle no menor que resolvimos sumando una alfombra negra para tapar el equipaje. 

Mientras que la buena noticia es que su rueda de auxilio es igual a las otras cuatro, lo que nos permitirá, ante un imprevisto, cambiarla y seguir circulando normalmente, algo muy importante para nuestra seguridad al volante. 

SEGURIDAD

Con frenos a disco en las cuatro ruedas, seis airbag, anclajes Isofix, control de estabilidad, sistema de ayuda de arranque en pendiente, y los obligatorios frenos ABS, la dotación de seguridad es correcta. Sin embargo, carece de otras modernas asistencias a la conducción, algo casi normal en esta gama. 

TECNOLOGÍA

En la consola central presenta una pantalla touch de ocho pulgadas y un sistema multimedia que es compatible con Android Auto y Apple Car Play. Más allá de lo que podamos incorporar al conectar nuestro teléfono, ofrece la información necesaria y es muy fácil de utilizar. Nos sorprendió la función de poder grabar notas de voz, algo útil para las que se inspiran en el auto, o para aquellas olvidadizas. Por supuesto siempre hay que hacerlo cuando estamos detenidas o no conducimos. A eso le suma un puerto USB y una toma de 12 V.

Más abajo encontramos el comando del aire acondicionado convencional, no reclamamos el climatizador, pero no podemos dejar de mencionar que no cuenta con desempañador trasero, algo que consideramos que debe venir de serie.

ANDAR

Está equipado con el confiable motor de 1.6 litros que entrega una potencia de 123 CV a 6300 rpm, asociado a una caja automática de seis marchas con opción secuencial. La tracción es delantera. 

En la ciudad se mueve bien. En el primer contacto nos dejó en claro que estamos frente a un auto eficiente y confortable. En el tránsito urbano se mostró ágil y rápido de respuesta gracias a la dirección con asistencia eléctrica. 

En las pintorescas calles con adoquines la suspensión se comportó perfectamente, y se lució su insonorización, ¡no escuchás prácticamente nada!. Por otra parte, la dirección liviana y la cámara de retroceso te facilitan todo a la hora de estacionar, aunque nos gustaría que ofreciera sensores de estacionamiento.

Cuando salimos a la ruta se plantó bien. El motor y la caja se asocian bárbaro y ofrecen un excelente confort de marcha, realmente disfrutás el viaje. Sólo muestra leves demoras si le exigís a altas velocidades, pero no es algo para reclamarle a este tipo de autos donde se suele buscar confort, y allí el Seltos cumple.

En tanto, los 55 litros de combustible de su tanque nos permiten planificar un viaje de más de 700 kilómetros.

En síntesis, el Seltos llegó desde la India a un segmento donde mandan los modelos de origen Mercosur. Este escenario lo pone en desventaja, ya que debe tributar un 35 por ciento de impuesto debido a su procedencia. Pero destacamos su extensa garantía de 5 años o 100.000 kilómetros, lo que deja en claro la confianza en la durabilidad del modelo. Sin duda estamos ante un SUV racional, confortable, cómodo y con un motor confiable.

 

"

Estamos ante un SUV racional, confortable, cómodo y con un motor confiable. Y destacamos su extensa garantía de ¡5 años!

"

FICHA MAV

Motor: 1.6 de 123 CV

Caja: automática de 6 marchas

Seguridad: ABS y frenos a disco en las cuatro ruedas, seis airbag, Isofix, control de estabilidad y sistema de ayuda de arranque en pendiente.

Garantía: 5 años o 100.000 kilómetros,

Competencia: Chery Tiggo 3, Chevrolet Tracker, Citroën C4 Cactus, Ford Ecosport, Haval H2, Honda HR-V, Hyundai Creta y Kona, Jeep Renegade, Nissan Kicks, Peugeot 2008, Renault Captur y Volkswagen T-Cross.

Precio: 31.500 dólares.

 

EXPERIENCIA MAV

  • Amamos: El espacio interior y la garantía de ¡5 años!
  • Nos gusta: Su calidad y confort al andar
  • No nos gusta tanto: Nos encantaría más equipamiento y ¡el cobertor de baúl
  • De frente tiene mucha personalidad.

  • El look interior es conservador, con materiales de buena calidad.

  • Tiene uno de los mejores baúles del segmento. Entra todo.

LAS MÁS LEIDAS