Escapadas

Rosario

February 6, 2017
0
Compartido 0 veces

Rosario es una ciudad que te sorprende. Su entrada no es lo más bonito por la pobreza que la rodea pero a medida que uno va ingresando va descubriendo espacios que sorprenden.

Los palos borrachos la embellecen, dándole color a cada una de las cuadras y dejando en cada rincón pedacitos de flores que caen. En el centro uno puede observar unas plazoletas muy alegres con unos bancos que llaman la atención.

La arquitectura, con muchos toques franceses, también a uno le hacen suspirar. Lugares como la Biblioteca Argentina, el Centro Audiovisual, el Teatro Municipal, merecen una frenada y visita. Como también el Gran Monumento de la Bandera, centro turístico de Rosario, que te asombra la construcción realizada y la tranquilidad que se respira al recorrerlo. Uno puede sentir la historia viva allí. Es importante recorrer el Monumento a la Bandera, tanto de día como de noche, porque parecen dos lugares totalmente distintos. A la noche uno se sorprende con la iluminación que han logrado.

El Programa de Preservación y Rehabilitación del Patrimonio colabora a que se viva la arquitectura de una manera fresca conservando la historia de cada lugar.

Saliendo un poco de la historia y el centro de Rosario, los paseos y recorridos para realizar son muy interesantes. Paseo por el río, con la opción de ir a playas públicas, privadas (Balneario La Florida) o porque no tomarse un barquito desde la Estación Fluvial e ir a las playas de la isla.

Y también están los paseos por la ciudad: Parque de la Independencia, en dónde se puede encontrar una gran pérgola y un bello lago. El Parque Nacional de la Bandera, dentro del predio se destacan el Monumento Nacional a la Bandera y el Monumento a los caídos en Malvinas. El Parque de España que es uno de los lugares preferidos por los rosarinos para disfrutar de la vista del río y de las islas frente a la costa de la ciudad. El Museo de Arte Contemporáneo, un viejo silo frente al río Paraná que fue cedido por la Municipalidad de Rosario en 2003 y proyectado por Ermete de Lorenzi, uno de los arquitectos rosarinos más relevantes del siglo XX. La Plaza de la Cooperación que integra su paisaje el mural en honor al “Che” Guevara que la convirtió en la primera “Plaza del Che” para los rosarinos. El Barrio Inglés ubicado al norte de la ciudad el cual fue durante el siglo pasado la residencia de autoridades del antinguo ferrocarril. Y para los más pequeños el Jardín de los niños, un recorrido por las vanguardias artísticas del siglo XX. Para los amantes del arte también pueden disfrutar el Museo Urbano Arte a la vista. La Plaza 25 de Mayo, primer plaza de la ciudad, ubicada detrás del Monumento Nacional a la Bandera y a su alrededor conviven las sedes del Palacio Municipal, la Iglesia Catedral y el Correo. La Farmacia Dinamarca en el Museo de la Ciudad (ala permanente de exhibición “Farmacia Dinamarca” que muestra el aspecto típico de una botica rosarina en 1881. El material para esta sala fue donado en 1995 por los descendientes del último dueño, Oscar Hermida). El Museo de la Ciudad, ubicado en el Parque de la Independencia, refleja la producción cultural de Rosario interpretando a sus creadores y recuperando los personajes e instituciones que hicieron posible la construcción de la ciudad. Y muchos más lugares que a medida que uno recorre la ciudad los puede ir descubriendo.

Para las amantes del futbol, es interesante darse una vuelta por el Club Atlético Newells Old Boys y el Club Atlético Central.
Para hospedarse hay varias opciones. El Ros Tower está muy bien ubicado y es un hotel 5 estrellas. El Esplendor Savoy conserva una arquitectura única. Y el nuevo Hotel Pullman Rosario que es muy moderno y tiene casino, no tan bien ubicado. Y después hay varias opciones más económicas, hasta hostels y aparts.

Rosario sorprende. Rosario es unas de esas Ciudades que destancan a nuestro querido país por su belleza e historia.

LAS MÁS LEIDAS