En dos ruedas

Seguridad al volante en moto

febrero 14, 2017
0
Compartido 0 veces

El Comité de Ensambladoras de Motos Japonesas, dio a conocer el decálogo del buen conductor. Resumen todos los consejos que podríamos dar cuando estés al volante de tu moto.

Los 10 mandamientos de la buena conductora motoquera:

1. Usá un buen casco que cumpla con la norma técnica y mantenelo siempre abrochado. El casco no es para evitar una infracción de tránsito, usá uno que realmente ofrezca protección en caso de un accidente y que cumpla con las normas técnicas. Hay que cambiarlo en caso de que el casco reciba un impacto, así en su apariencia externa se vea en perfecto estado.

2. Anticipate a las emergencias. Conducí con prudencia y a la defensiva tratando de anticipar cualquier situación de riesgo. Recordá que para otros vehículos vos podés llegar a ser invisible.

3. Nunca te adelantes entre dos vehículos ni por la derecha y recordá que la motocicleta está diseñada para dos personas. Cualquier movimiento inesperado te puede hacer perder el control de la moto. Respetá las señales de tránsito las cuales están diseñadas para proteger tu vida y a los demás.

4. Evitá transitar sobre las señales blancas y amarillas de la vía cuando esta se encuentre mojada y mantenete atenta a los residuos de aceite dejados por otros vehículos (en estas condiciones no hay buena tracción con las llantas).

5. Usá siempre la luz de giro, stop, luz frontal y los espejos para indicar a otros conductores cual será tu próxima maniobra. El uso del chaleco reflectivo en la noche es una buena medida para salvar tu vida.

6. Mantené la presión de aire de las llantas según la recomendación del fabricante. Las llantas con exceso o falta de presión comprometen la adherencia de la moto al piso y hacen que la conducción se vuelva inestable. Acordate de hacer una inspección básica de su motocicleta antes de salir: revisar luces, frenos, llantas, nivel de aceite.

7. Utilizá siempre ambos frenos a la hora de detenerte. Tratá de practicar la maniobra de frenado en una zona segura y despejada para que a la hora de una emergencia, puedas hacerlo sin problemas.

8. Antes degirar por un cruce, mirá a la izquierda, luego a la derecha y nuevamente a la izquierda. Esta maniobra sirve para asegurarse que un vehículo no aparecerá en el último momento.

9. Recuerdá que la motocicleta no es un vehículo de carga. Consultá el manual de su fabricante para conocer los límites de peso y dimensión de objetos que transporte.

10. Manejá más despacio de lo que tu capacidad y la de la moto te lo permita. En caso de que un vehículo ajeno, cometa una imprudencia o haya obstáculos en la vía, (peatones, pozo, etc.) vas a tener los reflejos y la potencia que se necesitan para sortear la situación. Respetá las velocidades máximas y mínimas.

LAS MÁS LEIDAS