Consejos

Sillitas para los más chiquitos. ¿Qué tener en cuenta a la hora de comprar?

April 17, 2017
0
Compartido 3 veces
Nota escrita por
Luly Dietrich Fundadora y Directora General

A pesar de ser una práctica muy común, aún hoy asusta ver la forma en que bebés y niños son trasladados en los vehículos. En contadas ocasiones se los observa correctamente sujetos y con todos los dispositivos de seguridad necesarios.

Si en invierno los abrigamos del frío y en verano los protegemos del sol: ¿en qué momento nos encargamos de protegerlos en el auto al que los subimos a diario?.

Tomar conciencia del riesgo al que se exponen los más pequeños posibilitará la incorporación de los cuidados que se deben tener en cuenta. Es por esto que hay que entender que el uso de la butaca no es solo para evitar una infracción, sino por la importancia que tienen para resguardar las vidas de nuestros hijos.

Pero debemos reconocer que hay muchas opciones a la hora de elegir la sillita adecuada, es por eso que te pasamos algunos datos que esperamos que te ayuden.

Al averiguar por butacas infantiles seguramente has escuchado las siguientes palabras: ISOFIX y LATCH pero, ¿qué significan?

ISOFIX: La palabra proviene de la conjunción de las siglas de la International Organization for Standardization, junto con la palabra FIX que en su traducción del idioma inglés quiere decir sujeción.

Con este sistema sólo basta alinear las trabas inferiores a los anclajes y empujar firmemente hacia atrás hasta que indique la correcta colocación. Luego asegurar la correa superior (Top Tether) al anclaje correspondiente y tensarla. Del mismo modo para retirarlo, primero aflojar y retirar la correa superior y luego simplemente presionar los botones liberadores en ambas trabas y retirar hacia atrás.

LATCH:  Es un acrónimo que quiere decir anclajes inferiores y correas de anclajes para niños (Lower Anchors and Tethers for CHildren).

Con este sistema la forma de colocación es la siguiente:

1) Posicionar el asiento infantil sobre el asiento del automóvil.

2) Asegurar con las manos los ganchos inferiores a los anclajes y ajustar las correas.

3) Asegurar la correa superior Top Tether al anclaje correspondiente y tensar la correa.

4) Para quitar, aflojar las correas y desenganchar los ganchos rápidos de los anclajes.

Ventajas

Según Cesvi Argentina, cuando una butaca incorpora alguno de los sistemas ISOFIX o LATCH se logra:

Gracias a sus 3 puntos de anclaje convierten a la butaca en un espacio seguro para viajar dentro del habitáculo. Además, garantizan el máximo nivel de protección en caso de impacto. A diferencia de las butacas tradicionales, una butaca con anclajes ISOFIX o LATCH no necesita de los cinturones de seguridad del auto para instalarla en el asiento.

Las butacas con sistema ISOFIX o LATCH se fijan y se quitan de manera rápida y fácil y por sobre todo ayudan a evitar errores en la instalación.

Por estos motivos, previo a la adquisición de una butaca, consultá el manual del usuario del vehículo donde se indica no sólo el sistema con el que cuenta, sino que además la recomendación de una butaca que ha sido testeada y que ha pasado correctamente los ensayos pertinentes. El asesoramiento previo a la compra es muy valioso. Así como también poder concurrir con el automóvil y el niño para verificar que se adecua todo correctamente.

Solo una butaca correctamente instalada cumplirá con su función. Todos los asientos de seguridad homologados son seguros si se utilizan correctamente y de acuerdo a las instrucciones de instalación indicadas por el fabricante y del manual del propietario del vehículo.

LAS MÁS LEIDAS