Consejos

S.O.S: Mi bebé llora en la sillita del auto

April 6, 2017
0
Compartido 12 veces

Algunos bebés se duermen casi antes de que arranques el auto, pero otros no estarían nunca más de cinco minutos en sus sillitas. Normalmente, esto es debido a que el bebé está más acostumbrado a la libertad de movimientos y a la atención que recibe cuando no está en su asiento.

La seguridad del bebé y la tuya propia es lo más importante. Los padres a veces sacamos al bebé del asiento, pero es una acción tremendamente peligrosa que además dificulta al bebé a acostumbrarse a utilizarlo.

En algunas ocasiones, cuando los bebés lloran, tomamos decisiones arriesgadas en la conducción, poniendo en peligro a todos los ocupantes. O bien se detiene el auto en un lugar seguro, fuera de las calles y rutas y se intenta calmar al bebé, o bien se conduce, pero jamás debe intentarse hacer las dos cosas a la vez.

Las buenas noticias son que algunas ideas con un poco de tiempo y paciencia ayudarán a que el bebé disfrute de andar en auto. 

Confirma que el bebé se siente bien en la sillita. Nunca lo abrigues demasiado dentro del auto ya que no permite que los cinturones se ajusten correctamente.

Comenzá con viajes cortos y hacelos en los horarios que el bebé está de mejor humor.

Llevá la sillita a la casa y deja que el bebé se siente y juegue con ella.

Una vez le resulte un objeto más familiar, muy probablemente le será más fácil aceptar ir sentado en él dentro del automóvil.

Colgá un espejo. De esta manera el bebé puede verte (y vos podés verlo a él) mientras manejás. Hay algunos espejos ya diseñados para tal uso. Cuando estás en el auto, el bebé puede pensar que no estás cerca de él y sólo viendo tu cara puede sentirse mejor.

Dejá una caja con juguetes en el auto que usará sólo allí. Si son suficientemente interesantes, puede que mantenga su atención y lo entretengan.

Experimentá con diferentes tipos de música. Armá un playlist especial para los viajes en auto. Hay determinados temas que serenan al bebé, esos son ideales para cuando estás en un embotellamiento o para el horario llamado "de las brujas", al atardecer. Sumá también las canciones que se empiezan a convertir en sus favoritas. Y probá cantar, a algunos bebés les encanta escucharnos.

Protegelo del sol. Podés polarizar los vidrios o instalar una cortina para tapar el sol, hay algunas con motivos divertidos que además entretienen al bebé. A veces también un poco de aire fresco, les hace muy

Colgá o enganchá juguetes para que los vea.

Todos los juguetes deben ser livianos y estar bien sujetados. Que estén ubicados justo al alcance de su mano, así el bebé podrá tocarlos y balancearlos desde su asiento.

Un bebé que disfruta del viaje en auto, hacen a una mamá feliz.

LAS MÁS LEIDAS