Consejos

Protegernos del vandalismo en las calles

julio 4, 2017
0
Compartido 0 veces

Cuando hablamos de seguridad al volante, no solo nos referimos de no hablar por teléfono, no chatear, el uso correcto del cinturón, que los más chiquitos vayan en la sillita correspondiente, entre otras cosas. También hablamos de protegernos de posibles situaciones de vandalismo o delictivas y tener conocimiento de que hacer y saber la diferencia entre los productos que ofrecen en el mercado.

Tengo muchas conversaciones sobre este último punto y me cuentan: “Yo voy tranquila porque tengo el vidrio blindado” o “Tenía el vidrio del auto blindado, pero igual me lo rompieron”. Y cuando indagás un poco lo que tienen es una lámina de seguridad y no los vidrios de seguridad.

Los especialistas en seguridad, STRONG, explican que para el auto existen 3 tipos de protecciones con grandes diferencias de precio y de protección del mismo, o más importante aún, de sus ocupantes. Están las láminas de seguridad, los vidrios anti vandálicos y el blindaje.

Las láminas autoadhesivas son las más económicas, van desde $2.000 a $5.000 pesos, se adhieren al vidrio y su grosor mide entre 0,1 y 0,2 milímetros. La diferencia es el tiempo que demora el ladrón para poder ingresar al auto. La de 0,1 resiste 3 golpes antes de romperse el vidrio y el otro 5 golpes. Las láminas se adaptan a todo tipo de autos.

Luego están los vidrios anti vandálicos, existen 3 tipos y se diferencian por los diferentes niveles de protección. Se instala dentro del vidrio un plástico PET (el que se usa para las botellas de gaseosas) cuyo espesor va de 1mm a 5mm. El de 1 mm resiste 50 impactos sin que el ladrón pueda ingresar al auto, el de 4 mm resiste 50 golpes y el de 5 mm resiste 200 golpes. Cuanto más ancho el PET más tiempo tenemos los conductores para escapar. Los precios de los productos anti vandálicos arrancan desde los $23.500 a $48.000 (IVA incluido).

Con respecto al blindaje, es totalmente distinto ya que frena las balas y no sólo se aplica a los vidrios, sino que incluye todo el vehículo, hasta el techo. Se blindan autos con motores de más de 120 HP, y su costo es de U$D 30.000 dólares + IVA.

Hay otra opción de blindaje parcial que es solo para vidrios, la parte opaca de las cuatro puertas más el respaldo del asiento trasero, esto es a un 60% del costo mientras los vidrios solos es un 50% del blindaje total.

Más allá del sistema de protección que podamos elegir, hay distintas cosas que podemos implementar. Recomiendo no poner la cartera a la vista, guardarla en el baúl, si la ponemos en el asiento delantero o trasero en un semáforo nos pueden romper fácilmente el vidrio y acceder a la misma. Si bien no es del todo cómodo es más seguro. Es clave estar atentas en los semáforos, evitar contestar ese chat que te llegó cuando manejabas. Cuando uses las aplicaciones de tráfico, fijate el recorrido que te envía especialmente cuando no conocés la zona, para evitar lugares peligrosos. Y siempre recomiendo ir cambiando las calles en las que nos movemos, además de ayudar a la seguridad, ¡colabora a cambiar nuestra rutina!.

@lulydietrich

Especialista Consultado: Horacio González Ramirez, director http://www.strongdietrich.com/

 

 

 

 

Columna de Luly Dietrich en La Nación hablando de la temática

LAS MÁS LEIDAS