Consejos

Diez tips para conducir en zonas inundadas

noviembre 13, 2017
0
Compartido 0 veces

Toyota nos brinda 10 consejos para conducir en zonas inundadas.

En determinados ámbitos la conducción en zonas que se ven afectadas por inundaciones o con mucha acumulación de agua a veces se presenta como una verdadera necesidad diaria, ya sea por inclemencias climáticas como las ocurridas en los últimos meses en algunas provincias de Argentina o por la necesidad de cruzar ríos o arroyos.

Conducir cualquier vehículo requiere de nuestra concentración y al hacerlo bajo condiciones climáticas adversas transforma la situación en algo particular,  donde un error puede llevar a consecuencias no deseadas, con los riesgos que ello implica, tanto para los pasajeros como para el propio vehículo.

Para hacerlo dentro de un marco de seguridad para los ocupantes del vehículo, y para evitar consecuencias  funcionales algunas recomendaciones:

Es importante conocer el camino que se va a atravesar en forma previa, sobre todo el tipo de suelo y estado del mismo. Es imprescindible también conocer cuál es la profundidad del agua sobre el camino, nunca presumir o imaginar la profundidad sino que la primera vez que se transita hay que verificarlo. Tener en cuenta que podrían haber pozos o áreas del camino con mayor profundidad que la supuesta. Confirmar estos puntos es esencial en cualquier maniobra de vadeo.

Para los vehículos 4×4 asegurarse de tener la 4×4 conectada antes de iniciar el recorrido.

Realizá el vadeo en una marcha baja (primera o segunda) y a velocidad constante, ya que eso mantendrá un buen flujo de gases por el escape y evitará, en cierta medida, el ingreso de agua por esta vía hacia el motor. Es conveniente también tratar de mantener un frente de agua constante (ola) delante del auto, que ayuda a disminuir el nivel del agua dentro del vano motor (disminuye la probabilidad de ingreso de agua por la toma de aire).

Mantené el vehículo en el centro del camino, evitar ladearse, lo que podría contribuir a generar deslizamientos laterales del vehículo o pérdida de tracción del mismo.

Evitar detener la marcha durante el vadeo, de lo contrario el agua podría ser aspirada por el motor y se generarían daños graves al mismo. Evitar tal condición o utilizar una toma de aire superior de tipo snorkel para minimizar esta probabilidad.

En lo posible, evitá también que el agua supere el nivel del zócalo de puertas, situación que podría generar ingreso de agua al habitáculo y causar deterioros.

El agua en el sistema de frenos afecta  la capacidad de los mismos, por lo que al salir de la conducción en agua,  accionalos leve y repetidas veces para que se sequen y recobren su funcionalidad.

Para mantener buena visibilidad es fundamental tener las escobillas en buen estado y contar siempre con líquido limpiaparabrisas (durante el vadeo, el parabrisas puede salpicarse con barro más de lo usual).

No te olvides de realizar los servicios de mantenimiento en tu Concesionario y al llevar la unidad comentá si tu auto o camioneta ha transitado frecuentemente en agua para realizar las revisiones correspondientes.

 

LAS MÁS LEIDAS