Consejos

Cómo cuidar los neumáticos cuando hace calor

noviembre 1, 2017
3
Compartido 143 veces

Llegaron los días de calor y tu auto lo sabe.
Por un lado, empezás a usarlo más: salís, te vas el fin de semana a una quinta, hacés escapadas y en vacaciones recorrés cientos de kilómetros para ir a la playa. Por el otro, cuanto más alta es la temperatura, más caliente se pone el asfalto. En consecuencia, los neumáticos sufren más y deben soportar un desgaste mucho mayor que el resto del año. Por eso, es importante que cuides tus llantas, tu vehículo y tu seguridad.

En primer lugar, asegurate de que tus neumáticos estén en buen estado. A simple vista hay signos que te pueden indicar si es momento de cambiarlos: mirá si sus dibujos tienen la profundidad adecuada, buscá deformaciones, grietas o sequedad, y prestá atención a cuán rápido pierden presión.

Respecto a la presión, controlá el aire regularmente. Es algo que repetimos incansablemente en cada nota: es importantísimo circular con la presión indicada por el fabricante de tu auto y tener en cuenta cuánto lo cargamos. Si tu auto no tiene monitoreo de presión incorporado, chequeá esto una vez al mes o antes de salir de viaje. Además, si vas a agregar aire, hacelo con los neumáticos fríos, en la estación de servicio más cercana, ya que al estar calientes se hinchan y el número puede variar.

¿Sos muy colgada?

Si siempre te olvidás de controlar la presión, te recomendamos el dispositivo VITRAN, de Colven (http://www.colven.com.ar), que monitorea la presión de tus neumáticos y te avisa ante cualquier cambio.

Otra cosa que no debemos olvidar, es hacerles el service correspondiente a nuestras ruedas según los kilómetros que hayamos recorrido. La rotación de neumáticos, la alineación y el balanceo son claves. Estos hacen que las llantas se desgasten de manera pareja, evitando posibles accidentes, y que el auto funcione correctamente en curvas y maniobras de emergencia. De igual manera, los amortiguadores y la suspensión deben estar equilibrados.

El cuidado diario también ayuda a que tus neumáticos soporten mejor el calor. Lavarlos frecuentemente evita que el polvo más las altas temperaturas resequen la goma y se produzcan grietas.

Por último, si viajás, sobrecargar tu auto puede ser peligroso para tus neumáticos y tu seguridad. Cada vehículo y cada rueda está diseñada para soportar cierto peso y, si a eso le sumamos el calor del asfalto que llega a los 70ºC, superar este número deja de ser una buena idea. A mayor peso, mayor contacto con el suelo, mayor riesgo de calentamiento y mayor sensibilidad ante los desperfectos de la ruta. Un truco para saber si estás cargando de más tu auto, es verlo desde atrás y, si las ruedas traseras hacen una curva en la parte inferior, quiere decir que debés retirar peso.

No te olvides de que los neumáticos lo definen todo: las reacciones de tu auto, el confort de la marcha, el consumo de combustible y, lo más importante, tu seguridad y la de tu familia.

LAS MÁS LEIDAS