Consejos

Adolescentes al volante

marzo 11, 2017
0
Compartido 0 veces

Lamentablemente todos los años hay muchos accidentes automovilísticos dónde participan adolescentes. La falta de experiencia puede ser una de las causas pero ciertos límites y recaudos que se adopten ayudarán a disminuir los riesgos en la conducción entre los más jóvenes.

Cuando se trata de conductores adolescentes, es importante reconocer que el ambiente de ellos es diferente al de los adultos y hay muchas cosas que afectan su desarrollo.

La adolescencia es una maravillosa etapa de la vida. En esta edad de transición, los adolescentes tienen experiencias sociales que afectan su juicio y comportamiento. Sean conductores o no, se presionan e influyen entre ellos mismos. Esto es algo que puede tener un efecto negativo en su comportamiento, su evaluación del riesgo y su manera de conducir.

El desarrollo emocional y social es parte de esta etapa y es un proceso que continúa hasta la edad adulta. Es por eso que muchas veces los adolescentes no juzgan bien la situación en la que se encuentran.

Consejos M a tener en cuenta ante un diálogo con un adolescente conductor:

Asegurarse que la conversación sea sincera y amena sobre cómo conducir un vehículo.

Por lo general lo que uno aprende en el curso de manejo, sirve solamente para sacar la licencia de conducir. Recomendamos hacer cursos de manejo de avanzada donde se aprenden diferentes maniobras antes situaciones que se presentan a la hora de estar al volante.

Entender la emoción de tu hijo y compartir los puntos de vista y experiencia como conductor.

Es saludable contarle anécdotas de nuestra conducción en nuestra adolescencia, eso hace que nuestros hijos entiendan que nosotros también vivimos esta etapa.

Explicar los efectos del alcohol en el manejo. Y ayudarlos a decir que NO cuando van de acompañantes y la persona que maneja consumió alguna bebida alcohólica.

El día que nuestros hijos obtienen la licencia de conducir ir a festejar y resaltar la nueva responsabilidad que tiene ahora. Acompañarlo en la primer etapa, resaltando sus fortalezas y sugiriéndole nuevas habilidades desde nuestra experiencia.

 

 

Siempre es importante para nuestros hijos demostrarles con hechos lo que se les pide que hagan con palabras.

LAS MÁS LEIDAS