Consejos

7 cosas que le pueden pasar a tu auto por no controlar la presión

octubre 2, 2017
0
Compartido 117 veces

Empecemos admitiendo lo siguiente: controlar la presión de los neumáticos da fiaca. Nunca vamos a saber por qué, ya que toma solo unos minutos y lo podemos hacer en cualquier estación de servicio. Pero pasa. Nos colgamos, lo dejamos para después, pasa un día, pasa una semana, pasa un mes y hasta que no nos dicen “che, tenés la rueda baja”, no hacemos nada.

Sin embargo, es importante tomar conciencia de lo necesario que es circular con la presión correcta. Los neumáticos son el contacto del auto con el asfalto y de ellos depende todo: la respuesta, tu seguridad, el desgaste y el consumo.

Por eso, te compartimos 7 cosas que le pueden pasar a tu vehículo por no andar con la presión adecuada:

 

1) Reducción de la capacidad de frenada

Circular con la presión baja aumenta la distancia de frenado, sobre todo si el asfalto está mojado.

2) Mayor consumo

La presión baja también hace que el auto consuma más combustible. Se estima que, por cada bar menos de presión, el consumo se incrementa en un 6%. Si querés ahorrar, no te ahorres chequear la presión de tus llantas.

3) Desgaste

Cuando no tienen la presión adecuada, los neumáticos se desgastan mucho más rápido o de manera desigual, reduciendo drásticamente su vida útil, respuesta y seguridad.

4) Peligro de reventar una cubierta

En relación al punto anterior, el desgaste irregular incrementa el riesgo de que la cubierta se reviente, explote o se produzca un desllantamiento. Situaciones que representan un gran peligro para tu seguridad y la de quienes te rodean.

5) Problemas en otras partes del vehículo

Cuando el neumático se desgasta de forma irregular debido a la falta o el exceso de presión, muchas veces genera fallas en otras partes del coche, como la suspensión o los amortiguadores.

6) Aquaplaning

Se denomina aquaplaning a la pérdida de contacto entre el neumático y la superficie del camino, lo que deriva en una imposibilidad de controlar el vehículo. Una rueda mal inflada te asegura pasar malos momentos en días de lluvia.

7) Mal rendimiento en curvas

Cuando los neumáticos están desinflados, modifican la manera en la que dobla tu auto. Si las ruedas del tren delantero tienen baja presión, la dirección tiende a subvirar; si las que están con poco aire son las traseras, la tendencia es sobrevirar. En ambos casos es muy peligroso porque la dirección no responde como debe hacerlo y podrías perder el control.

En resumen: es de suma importancia circular con la presión correcta para tu auto, ni un poco de aire de menos ni de más.

Hoy en día, la mayoría de los autos nuevos vienen con el sistema de control de presión incorporado. Sin embargo, en los usados y en los modelos que no cuentan con esto, es necesario chequear la presión una vez al mes, antes de salir de viaje, o instalar un sistema de monitoreo de presión como VITRAN, de Colven, que te asegura un control constante, mejorando tu seguridad y tranquilidad.

Dispositivos para monitorear la presión

VITRAN, de Colven (http://www.colven.com.ar), es un sistema que se instala fácilmente y monitorea la presión de los 4 neumáticos, avisando ante cualquier cambio.

LAS MÁS LEIDAS