Consejos

5 tips para tus neumáticos

noviembre 24, 2017
2
Compartido 166 veces

Los expertos de Michelin nos comparten algunos consejos importantes para el cuidado de las ruedas.

Además de qué buscar a la hora de elegir un neumático, los expertos de Michelin nos comparten algunos consejos diarios para aumentar la vida útil de nuestros neumáticos,  mejorar la economía de nuestro auto y viajar más seguras.

1) Controlá tus neumáticos antes de viajar.

Hay determinados controles que se deben hacer cuando se decide vacacionar en auto, sin importar si se conocen las condiciones de la ruta, o si se realizará un viaje en caminos desconocidos:

– Medir la presión de los neumáticos utilizando un medidor de presión confiable, cuando las ruedas estén frías y colocar la presión correcta indicada por el fabricante del vehículo (esta puede encontrarse en el manual del auto o en la abertura de la puerta del conductor).

– Realizar un balanceo para evitar vibraciones en el volante, en el tablero o en otros sectores.

– Alineación para ajustar los ángulos de las ruedas, manteniéndolas perpendiculares al suelo y paralelas entre sí.

– Revisar el estado de la suspensión y la mecánica.

2) Realizá el mantenimiento correspondiente

Un mantenimiento adecuado puede hacer que tus neumáticos duren más, que tu auto gaste menos combustible y que vos estés más segura.

– Controlá la presión una vez al mes y ¡no te olvides de la rueda de auxilio!.  Los neumáticos pierden hasta 1 psi (libra por pulgada cuadrada) cada mes, por lo que es muy importante chequearlos.

– Realizá alineación y balanceo en los service correspondientes a cada kilometraje de tu auto; luego de un fuerte impacto contra pozos, piedras u otros objetos; siempre que haya sustitución de algún elemento de la suspensión o de la dirección; cuando observes algún comportamiento extraño en el vehículo, tendiendo a ir más para un lado o con dificultad de mantenerse en trayectoria; o siempre que haya sustitución de los neumáticos.

– Rotá tus neumáticos, ya que alternar sus posiciones asegura que se desgasten de forma pareja y duren más.

– Respetá la capacidad de carga y no excedas el peso que pueden soportar tus neumáticos y tu auto.

– Manejá con calma. A alta velocidad, los neumáticos tienen una mayor probabilidad de dañarse por peligros en la ruta o por el calor acumulado. También puede provocar una rápida pérdida de aire, o hasta una repentina explosión del neumático. Pocos lo saben, pero existe un índice de velocidad en los neumáticos, y respetarlo contribuye a su buen mantenimiento.

– No dudes en usar los neumáticos de auxilio. Si notás cualquier daño en una rueda, hay que reemplazarla por la de auxilio y llevarla a revisar por un profesional.

Los neumáticos bien mantenidos tienen mayor vida útil, ofrecen mayor robustez y adherencia y, por ende, más seguridad.

3) Reconocé cuándo es momento de cambiarlos.

Se recomienda reemplazar el neumático si se notan las siguientes situaciones:

– La banda de rodamiento está gastada más allá de los niveles de profundidad recomendados.

– El flanco está dañado.

– Cualquier agujero en la banda de rodamiento es mayor a 6 mm de diámetro.

– El talón está dañado o deformado (el talón es el borde del neumático que se apoya en la rueda).

Además, es recomendable revisar el neumático con regularidad y realizar las siguientes observaciones:

– Signos de desgaste desparejo de la banda de rodamiento.

– Poca profundidad del dibujo de la banda de rodamiento.

– Objetos molestos (piedras, clavos, etc.).

– Zonas dañadas.

– Tapas de válvulas dañadas.

– Prestar atención a la “sensación” que generan los neumáticos al manejar.

Tip: Te invitamos a ver nuestro videotutorial haciendo click aquí.

4) Elegí seguridad

La seguridad de un neumático depende de dos atributos básicos: su robustez y su adherencia, tanto en frenado de emergencia como en curvas.

La robustez es la resistencia a los impactos y es sumamente importante para la seguridad al andar. Muchas calles de la ciudad e inclusive rutas tienen tramos que no cuentan con las condiciones adecuadas para un andar uniforme debido a falencias en el asfalto, mientras que en el caso del ripio es posible encontrarse con pozos y objetos que pueden causar daños. En este sentido, la robustez cobra un papel protagonista, debido a que su presencia permite que el vehículo pueda resistir determinados imprevistos, sin que se traduzca en rotura y maniobras indebidas.

Por otro lado, la adherencia está directamente ligada a la performance de la cubierta. Es imprescindible en suelos resbaladizos y mojados, así como también lo es en caso de necesidad de un frenado de emergencia, e inclusive en suelos secos. La mayoría de los neumáticos funcionan bien en situaciones cotidianas, pero es en las condiciones difíciles donde se pone en evidencia su capacidad.

Por estas razones resulta indispensable tomarse el tiempo necesario para hacer la selección correcta según el tipo de conducción de cada usuario y que los neumáticos puedan actuar con óptima capacidad, tanto en caminos de condiciones normales como en rutas extremas que pueden comprometer el manejo (ya sea por malas condiciones del camino, lluvia u otras situaciones).

5) Durabilidad

La durabilidad se define como la vida útil de un neumático en rodaje; se trata de su tiempo de duración antes de desgastar su banda de rodamiento, lo que es un factor fundamental para garantizar su correcta utilización.

Cuando un neumático ofrece mayor durabilidad, se produce además un efecto sumamente positivo en la economía del usuario, permitiéndole un considerable ahorro.

Por otro lado, esta característica tiene un impacto sobre el medioambiente, ya que se ahorra en la utilización de materia prima y se desechan menos neumáticos.

¿Cómo aumentar la durabilidad? Siguiendo todo lo que te aconsejamos en esta nota.

LAS MÁS LEIDAS